El Arte

Las ruinas de las excavaciones del Boscolo Exedra Roma hablan de las “Thermae Diocletiani”, de entre las más grandiosas y perfectas del mundo antiguo. Debajo de la Sala Diocleciano es posible admirar en detalle una piscina, en el foyer del área meeting el suelo de mosaico de grandes placas, debajo de la Sala Michelangelo la fuente octagonal y dentro del hotel las grandes cabezas de mármol que representan divinidades, copias del siglo XIX del modelo clásico.

El Boscolo Exedra conserva en su interior la llamada "Ala Clementina", resultado de una transformación (siglo XVI) del "calidarium" termal en almacenes del Annonaria Frumentaria de Roma que aún hoy mantiene, cuidadosamente restaurada, las cerchas originales de madera a la vista.

Pernoctar en el Boscolo Exedra es una ocasión para ver un importante ejemplo de arte contemporáneo: el solemne cartón preparatorio para la Geografía de Mario Sironi (1885-1961), que muestra la rígida posición de una mujer sentada, casi en un trono, con el mundo a los pies que se destaca en la composición.

Gracias al Grupo Boscolo, Plaza de la República se benefició con una imponente intervención de recualificación que la convirtió en uno de los polos de atracción de la ciudad.