Niko Sinisgalli

Hijo de artistas, su pasión por la cocina nace de pequeño cuando, fascinado por la cocina de la abuela, ha adquirido las bases de los platos de la cocina tradicional italiana. Del padre que lo llevaba al mercado ha aprendido, en cambio, a reconocer y a comprar productos frescos y de calidad.
Luego del encuentro con Don Alfonso y su histórica escuela, su creatividad se ha convertido en arte culinario, expresión, lenguaje. En efecto, para Niko cocinar es algo más que servir excelentes platos. Es el arte de crear, es el cuidado en el detalle que va desde la atención hacia el más pequeño detalle durante la preparación y presentación del plato hasta la atmósfera de la sala, enriquecida con flores y música. Él y sus colaboradores ofrecen a los huéspedes una experiencia única en la cual la tradición se fusiona con las tendencias modernas.
Una cocina creativa, sana y natural, bajo el lema del gusto y de la distinción. La profesionalidad de este talentoso chef se ha enriquecido también gracias a la experiencia en varios restaurantes internacionales de muy alto nivel y gracias a los numerosos cursos de especialización en cocina y pastelería en el Instituto de Artes Culinarias Boscolo Etoile.